Fish

sábado, 26 de febrero de 2011

Venado Cola Blanca

Erguido sobre sus largas y esbeltas patas, con hermosa cornamenta ramificada, de mirada dulce, inquieta, que le da un aire de fragilidad, el venado cola blanca (Odecoileus virginianus) parece estar destinado a convertirse en un recuerdo. Como muchas otras especies en peligro, está casi extinto en la Península de Yucatán a causa del instinto depredador del hombre.
  El venado cola blanca es de talla mediana, debe su nombre al largo rabo que mantiene eréctil mientras corre y su pelaje es de color café en invierno y rojizo -con el vientre blanco- durante el verano. Es uno de los animales más bellos de la fauna local y es preciso emprender medidas urgentes para protegerlo.
    El macho tiene una cornamenta curveada hacia adelante con puntas individuales verticales a veces ramificadas. La cornamenta tiene por lo general diez puntas, pero en algunas variedades sólo seis u ocho. Este animal llega a pesar hasta casi 60 kilogramos.
    De acuerdo con los registros de Pronatura Península de Yucatán, A.C., el venado cola blanca podía ser encontrado en toda la República mexicana hasta hace unos cuantos años. Ahora, sólo hay en los refugios y reservas bajo control oficial.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada